LUTO & LUCHA (Nota) por Rashid SHERIF

¡Chávez & Choukri: hermanados hasta la victoria siempre!
*
El 6 de febrero, fue el terrible día del vil asesinato de nuestro compañero Choukri Belaid, líder de izquierda y co-fundador del Frente Popular. Hoy, sábado, 16 de marzo se cumplen los 40 días de su martirio y según nuestra tradición, se realiza un ritual familial de recordatorio en el cementerio frente a su tumba. Siendo el hecho de un asesinato político, el 6 de febrero salió al sepelio más de un millón y medio de ciudadan@s de la capital, Túnez..

Hoy ese mismo pueblo acaba de realizar una marcha tan gigantesca como la primera, duro más de cinco horas, yendo esta vez desde el cementerio hasta el centro de la capital. Las miles de banderas tunecinas fueron enarboladas junto con el retrato de Choukri y otro gigantesco de nuestro querido Presidente Chávez. Sus dos retratos el uno al lado del otro están presentes a un costado de la tumba de Choukri. Estos dos grandes patriotas han sido homenajeados como héroes de nuestro pueblo, Choukri vilmente asesinado por conspiradores islamistas, enemigos de nuestro pueblo, mientras Chávez murió con sospecha de haber sido víctima de inducción de cáncer.

Ha sido un día soleado primaveral luego de tres días seguidos de frio y vientos sorprendentes. Mujeres, hombres de todas edades y niños también cantaron el himno nacional que habla de la rebeldía del pueblo y como ha de romper cadenas y poner abajo el poder opresor. También han sido denunciados con nombre y apellido los nuevos opresores, usurpadores y acaparadores del poder del pueblo luego de la insurrección popular, con uso abusivo del islam, lo cual no engaña a más nadie. Al igual, fueron objeto de denuncia sus amos y aliados, los poderes foráneos de EEUU, Qatar y Saudita. Cientos de mujeres vestidas con el velo característico de personas dedicadas al culto religioso, las cuales antes se identificaban con el movimiento islamista de Enahdha, estaban en la marcha con el mismo fervor y la misma energía combativa denunciando a esos islamistas secuestradores de los frutos de la lucha del pueblo.

El asesinato de Choukri provocó de inmediato la caída del gobierno islamista de Enahdha. Sin embargo, con apoyo de voces mayoritarias en la asamblea constituyente, junto con algunos de sus aliados sin base popular, Enahdha ha logrado de un gobierno fallido y desprestigiado, armar un nuevo gobierno destinado al mismo fracaso. Mientras tanto, el pueblo sigue sufriendo de una tendencia desconocida antes en el país, pero tolerada con cierta complicidad por parte del propio gobierno: vertiginosa especulación de precios, acaparamiento de productos alimentarios básicos, contrabando tanto de estos productos como de armas de guerra en la frontera con Libia. Esta situación escandalosa y gravísima está llegando hasta un nivel crítico. Se sospecha que estos crímenes al abierto benefician de la pasividad del gobierno con un propósito táctico. A la hora en que el pueblo ha logrado un alto nivel de conciencia política y amenaza con alzarse contra los islamistas en el poder. Al forzar a este pueblo, entre empobrecidos y hasta la clase media, a preocuparse del pan diario con cada día más angustia, se trata de aumentar la presión hasta que el pueblo se agote, por disgusto hacia la “cosa política”, se vuelva pasivo, renuncie a luchar por su propia causa y entonces se rinde a los opresores de hoy. 40 días después del vil asesinato, la policía mantiene un silencio altamente sospechoso, mientras el pueblo exige cada día con coraje: “¿Quien asesinó a Choukri Belaid?”

El asesinato de Choukri ha multiplicado por millones los Choukri en todo el país. Los lemas contra este gobierno lacayo, su movimiento asimilado a una mafia y denunciado públicamente a cada día, ésta nueva realidad con matiz pre-insurreccional está desenmascarando a la formula imperial y occidental de un “islam político moderado”, lo cual no puede más esconder su carácter anti-pueblo y hasta fascista.

Mañana domingo tendrá lugar también en la capital un acto político-cultural de gran envergadura, llamado por el Frente Popular, la Central Sindical (UGTT), al cual están invitados varios representantes del cuerpo diplomático Africano, Suramericano y Caribe –contando por ésta parte del Gran Sur con los embajadores de Brasil, Cuba y Venezuela.

Crísis política o terremoto por Rashid Sherif

“Soy de la raza de los guerreros. Pueden matarme pero jamás callarme. Prefiere morir por mis ideas antes que por cansancio o vejez”
–Chokri Belaid, mártir, 6 febrero 2013

Vivimos en Túnez un momento culminante de una crisis política crónica luego de las elecciones del 23 de octubre 2011, primeras elecciones desde la independencia formal de 1956 con cierto grado de transparencia y participación espontanea aunque fuera cortado a mitad el número de electores.

Hoy, la crisis se intensifica al máximo a raíz del martirio del Compañero Choukri Belaid: su lucha heroica se extendió aún después de su asesinato. El es de la raza de patriota con dignidad e integridad personal, vive y vivirá siempre por la fortaleza encarnada de sus ideas. Sabía que su vida estaba en peligro, recibió varias amenazas. Sin embargo dijo él mismo poco antes de la tragedia: “Pueden matarme pero jamás callarme”. Veamos ahora en qué medida la crisis política continua se basa en una desviación y engaño de la intención política de la mayoría de los votantes.

El objetivo esencial y declarado de aquellas elecciones era poner en pie una asamblea constituyente la cual debía nombrar un gobierno provisional mientras esté redactando en el plazo máximo de un año la nueva constitución y preparar las elecciones para la segunda república. Esto significaba administrar un gobierno provisional a la vez mantener la unidad nacional surgida a raíz de la insurrección del 14 de enero 2011 con sus objetivos fundamentales de: “Trabajo, libertad y dignidad nacional”.

Sin embargo, a los pocos días de la fiesta electoral, con la sorpresa y la indignación general, el movimiento islamista Enahdha –ganador de una fuerte minoría y no mayoritario- irrumpió brutalmente en la escena nacional con odio y violencia encargando sus milicias salafistas para dividir al pueblo tunecino entre “buenos” musulmanes, otros “malos” por reeducar con la “charia” y laicos por liquidar! Su contraparte de la Hermandad Musulmana están realizando los mismos crímenes en Egipto.

A la vez, en Túnez, país con antigua tradición de tolerancia y convivencia, abierto al conocimiento, el intercambio cultural y los idiomas, urbano en gran parte, se oyeron gritos indecentes y hasta criminales por parte de esas milicias salafistas denigrando a “los judíos”, nuestros compatriotas y parte de nuestro pueblo originario, a los “no-creyentes” y “laicos”, hasta tal punto que nos preguntamos “¿de dónde sale ésta turba?” con sus largas barbas y su ridícula ropa colgando al estilo seudo afgano, modalidades ajenas por completo a nuestra cultura y tradiciones.

A la vez, estos misóginas se lanzaron primero y con impunidad contra las mujeres para tapar su cuerpo con velo, incluso a las niñas! Estas agresiones brutales y tempranas a poco tiempo de las elecciones han sorprendido y casi traumatizado la población, la cual reaccionó en varias ocasiones con protestas masivas en las calles y marchas a menudo atacadas también por esas milicias.

En ausencia de fuerzas populares organizadas –producto de varias décadas de represión férrea por décadas de dictadura con desapariciones, encarcelamiento por varios años de la resistencia en filas de la izquierda, destierro de miles de militantes, siendo entonces esa dictadura apoyada por gobiernos occidentales–, el movimiento islamista Enahdha (inicialmente fomentado por la propio dictadura como escudo contra la izquierda) había infiltrado sus células clandestinas en medio de las capas populares pobres y más aún luego de la insurrección, con apoyo masivo técnico-financiero de las fuerzas imperiales (USA/OTAN) así como autocracias del Medio Oriente (Qatar, Saudita).

Este movimiento religioso conservador travestido recientemente en “político moderado”, ha abusado de una supuesta imagen de gente religiosa y “limpia” en contraste con los desprestigiados y corruptos agentes de los dos regímenes anteriores, para atraer el voto de un 20% (1 de cada 5) del electorado, siendo la mitad del electorado ausente por no haber sido inscrito a tiempo. En definitiva, los votantes a favor de Enahdha provienen en una mínima parte de algunos empresarios y burócratas oportunistas pero en su mayoría de las capas más pobres en periferias urbanas y regiones abandonadas (entre convencidos y otros traídos en camiones y buses, con soborno de dinero y promesas milagrosas).

Hoy muchos de ellos perdieron sus ilusiones. Entre estos votantes, los marginalizados por regímenes anteriores viven en un país donde precisamente uno de cada cinco ciudadanos es analfabeto. Por eso, la base de Enahdha se ha extendido en esa población marginalizada, analfabeta. Enahdha no ha hecho esfuerzo alguno para alfabetizar a estos seguidores ciegos, precisamente para seguir aprovechándose de su ceguera. Enahdha ha sido incapaz de aglutinar fuerzas sociales de los trabajadores organizados, de la inmensa mayoría del estudiantado, de las mujeres y la juventud despiertas y de la clase media capitalina y regional. Este voto relativo sin embargo permitió a Enahdha ganar 89 de los 217 escaños en la asamblea constituyente (AC). Luego, con el apoyo de dos menores formaciones políticas oportunistas “socialdemócratas”, Enahdha pretendió dominar el juego político con una mayoría ficticia parlamentaria.

Esta burda falsificación de la intención del voto popular, hoy se paga con un desprestigio de Enahdha. De hecho, repetimos, éste pueblo no había entregado un mandato en delegación para un juego de tipo parlamentario europeo con la relación de fuerza entre una mayoría islamista dominante en la AC, encargada del gobierno y una minoría opositora sin dientes. Esta maniobra partidista y politiquera barata está a la raíz de la crisis política continua en Túnez. Es así también como la población se ha cansado del espectáculo lamentable de la AC y de los partidos en general. Cansada pero no desmovilizada, diría más bien está todavía más politizada aún. Más preocupada todavía por el destino de la Patria. Hoy, como ayer en argentina, se oye de nuevo un lema de la insurrección:

“Que se vayan todos!”

Partiendo de una posición de fuerza con sus apoyos occidentales y orientales, Enahdha pretendió recuperar y apropiarse de los frutos de una insurrección popular pacifica y victoriosa sin haber participado en ningún momento a la misma. De hecho Enahdha ha secuestrado el poder y declara con arrogancia que no dejará el poder. En un año y medio en el gobierno provisional sin límite de tiempo para su mandato, algo totalmente inusitado en regímenes parlamentarios, sus ministros han fallado, demostrando una obvia incompetencia y una ausencia del sentido del Estado.

Los bloqueos en la AC en estériles discusiones parlamentaristas sin fin, provocados por el bloque islamista y sus aliados, al demorar adrede la redacción de la nueva constitución, le estaba dando tiempo a Enahdha para infiltrarse desde arriba hacia abajo del aparato del Estado y las empresas estatales a través de todo el país.

Mientras tanto, sus brazos armados salafistas y una nueva agrupación de delincuentes autonombrados abusivamente “Liga de defensa de la revolución”, a los cuales se le ha otorgado una licencia oficial de ¡ONG! no han dejado de crear disturbios, agresiones físicas contra mujeres, periodistas, intelectuales, artistas, universitarios, estudiantes, oficinas y sitios de la UGTT y sus miembros, personalidades públicas democráticas, manifestantes hombres y mujeres en marchas multitudinarias en las ciudades. A la vez, se han lanzado en destruir mausoleos de gran respeto del pueblo (zaouya), vandalizando más de 80 antiguas tumbas de personas venerables de gran dignidad entre el pueblo, algo así como santos –al igual que las hordas de Al Qaeda en Mali. Estas acciones a diario a través del país benefician de impunidad por parte del gobierno islamista, la policía y por supuesto van escalando. Sirven para desviar la atención del pueblo de las evidentes carencias del gobierno provisional, creando artificiales “eventos” diarios que tienden en difundir miedo e inseguridad, malos sociales de los cuales el pueblo se había liberado con el triunfo de la insurrección cuando perdimos el miedo. Era como reactivar el terror del pasado régimen. En las mezquitas, líderes religiosos salafistas llaman con total impunidad a matar gente, con nombre y apellido, entre los cuales el nombre de nuestro compañero y hoy mártir, Choukri Belaid.

Subiendo la escala del crimen, las milicias fascistas, brazo armado de Enahdha, pasaron al capítulo desconocido hasta ahora en Túnez: el asesinato político. Publican en Facebook listas de personas por asesinar, indicando su dirección y teléfono. Este fenómeno no se conocía en Túnez ni siquiera en tiempos de dictadura. Sólo hubo en 1954 antes de la independencia el horrible asesinato del muy querido Farhat Hached, fundador del sindicato UGTT y luchador patriota a favor de la independencia. Fue vil y cobardemente asesinado por una milicia fascista de la policía colonial francesa, “La main rouge”. Era en Túnez pero sangre tunecina derramada por fuerzas coloniales extranjeras. Aquello quedó como un profundo trauma en la memoria y la conciencia nacional. Hace pocos meses, en la ciudad sureña de Tataouine, las milicias de la “liga” han linchado públicamente y mataron a golpe un dirigente político de una nueva agrupación, ‘Nidâ Túnez”, de centro-derecha. Fue la primera baja. Contrariamente al informe de los médicos legistas declarando la causa de muerte por instrumentos contundentes, el ministro del interior declaró que ese militante murió por un infarto cardiaco!

Recién, nos enteramos con mayor inquietud aún de la presencia de una célula secreta en el seno del ministerio del interior organizada por un conocido antiguo jefe terrorista islamista, célula al mando directo desde afuera del ministerio del jefe de Enahdha, Ghanouchi. Existen fuertes presunciones y testimonios fidedignos de que ésta célula terrorista estaría involucrada entre mandantes y ejecutores del vil asesinato de nuestro compañero Choukri Belaid, dirigente de un partido marxista y co-fundador del frente unido de la izquierda, el Frente Popular. Luego de casi dos semanas, el ministerio del interior no ha hecho aún declaración inicial alguna en relación con la investigación conjunta en curso de la justicia y la policía, lo cual acrecenta el resentimiento popular y la sospecha de borrar huellas. Hay más información acerca de elementos con nombre propio y pasado terrorista de Enahdha infiltrados en varios ministerios.
La última noticia indica una verdadera desagregación del ministerio del interior entre al menos tres partes en conflicto abierto: los del régimen derrocado, los nuevos leales a Enahdha y su ministro y los “independientes” aglomerados en un nuevo sindicato a favor de la creación de una verdadera policía republicana que obedece a la legalidad y no al dedillo del gobierno de turno.

Del mismo modo, la tragedia del martirio de Choukri está provocando un terremoto con serias sacudidas repetidas dentro de partidos políticos de derecha y del centro con deserciones, incluyendo una fractura en el seno de Enahdha y sus raquíticos aliados socialdemócratas.

La fecha del 6 de febrero último, día del vil asesinato, sigue viva en la conciencia diaria del pueblo, a la vez persigue cual un terrible fantasma a los enemigos de la Patria. Un millón y medio de ciudadan@s de todas edades participaron en el sepelio en la capital, además de otros millones a través del país ocupando las calles, simbólicamente, y otros tantos televidentes en su casa, siendo un día frio y lluvioso. En la misma tarde de ese fatídico día 6, estando el país en duelo nacional, el Primer Ministro Hamadi Jbalí, anunció con tono dramático su decisión para reorganizar en profundidad su gobierno en base a elementos independientes de todo partido político, lo que llamó un gobierno de tecnócratas. Dijo que decidió solo sin consultar su partido Enahdha, el cual desencadenó públicamente una fuerte reprobación en contra de Jbali. Desde entonces, Enahdha por boca de su jefe Ghanouchi no ha dejado de oponerse a Jbali, siendo éste ultimo secretario general de Enahdha, atacándolo en discursos, en nombre de una “legitimidad” de los islamistas a través de las urnas –obviando el hecho de que había caducado el mandato de un año del pueblo desde el 23 de octubre pasado, sin que se haya producido la nueva constitución y tampoco se han preparado las elecciones.

Todavía fuerte de una mayoría relativa en la AC, Enahdha ha tratado de mantener la iniciativa del juego político, lo que en otros términos evidencia su responsabilidad en la parálisis política, la crisis continua y por ende el secuestro del país. De hecho, la decisión de Jbali lo sitúa como elemento moderado dentro de su partido sino incluso marginal o hasta como jugador político independiente al darse una misión de “salvador” del país. En realidad, nos encontramos con un país más dividido aún, con una polarización de fuerzas por una parte entre una extrema derecha islamista sin futuro, en plena bancarrota y con desprendimiento de su ala moderada; por otra parte una fuerza al centro que está aglutinando cada día más seguidores con afán de salir de la crisis y volver a ver el país con su imagen tradicional, tolerante y pacifica buscando la línea mediana para sobrevivir y superar la tormenta. A la izquierda, se sitúa desde hace poco el conjunto de pequeñas fuerzas duramente reprimidas en el pasado bajo la dictadura y que han sido unificadas en el Frente Popular, gran parte gracias a los valerosos esfuerzos del Compañero Choukri Belaid. Con todo, el grueso de las fuerzas populares está buscando el “centro” como refugio contra Enahdha y su caos. Con las perspectivas electorales, lo mejor que pudiera hacer el Frente Popular seria entrar en alianza electoral con el centro. Esto sería una comprobación más de la división del tiempo histórico entre antes y después del 6 de febrero. De esta forma, se esclarece el paisaje político más aún con un polo patriótico versus Enahdha y su quimera de califato.

Perspectivas

Aparentemente, Jbali también fue sacudido por el vil asesinato político de Belaid y se distanció de inmediato de Enahdha acusada como mandante sino incluso ejecutora del crimen. Nada será igual después del 6 de febrero. El país entero está profundamente traumatizado y hasta en cierta ruptura con la clase política en su conjunto. Sin embargo, el Frente Popular ha ganado más afiliados y simpatizantes; a la vez, mujeres y jóvenes activos protagonistas de la insurrección popular están en plena faena para organizarse en el seno de nuevos movimientos sociales. Son verdaderamente el amanecer y la esperanza de un futuro político alternativo.

Fuera de las tactaciones politiqueras actuales para formar un nuevo gobierno provisional “mixto” (políticos y tecnócratas), con o sin Jbali a la cabeza, volvemos al punto de partida con las tareas prioritarias que siguen siendo las mismas desde las elecciones del 23 de octubre 2011, las cuales constituyen un objetivo continuamente defendido por el Frente Popular y ahora con el consenso general, menos del lado islamista:

Foro nacional inclusivo de todos los partidos y mayores organizaciones sociales para con urgencia y en pocos días alcanzar un denominador común en vista de una hoja de ruta (programa mínimo de prioridades para la salvación nacional) y un nuevo gobierno provisional de crisis. Esta idea había sido ya elaborada hace pocos meses por la Central de Trabajadores (UGTT) pero fue saboteada por Enahdha.
12 mayores puntos socioeconómicos y políticos de la hoja de ruta:

* 1- Determinar por la justicia quienes fueron ejecutores y mandantes del asesinato del patriota Choukri Belaid.
* 2- Luchar con eficiencia y transparencia contra la violencia política, disolver la célula terrorista del Ministerio del Interior, las milicias fascistas (Liga & Salafistas), controlar los lideres islamistas en las mezquitas (predicadores de la violencia).
* 3- Darle atención médica gratuita y apoyo social a los heridos por balas durante la insurrección (abandonados desde hace dos años ya).
* 4-Aportar soluciones en cierta medida con urgencia al 20% de desempleados (un tercio de los cuales jóvenes con altos grados académicos).
* 5- Renegociar (al modo ecuatoriano) la deuda externa con un moratorio.
* 6- Luchar contra el alza abusiva de los precios de la canasta básica, el desabastecimiento producto del acaparamiento y también de la exportación ilegal hacia la frontera.
* 7- Facilitar a los campesinos pequeños créditos bancarios y abono (con precio casi inalcanzable en un país mayor productor de fosfato de alta calidad!).
* 8- Acelerar la redacción de la nueva constitución con fecha precisa de entrega final para votación de los ¾ de l@s asambleístas y/o vía referéndum popular.
* 9- Restablecer la Comisión Nacional Electoral (abusivamente disuelta por los islamistas!), la cual ésta vez debe facilitar la inscripción a tiempo de todos los electores y decidir de la fecha para las nuevas elecciones.
* 10- Revisar los nombramientos abusivos e impopulares de más de mil cuadros unos afilados otros simpatizantes de Enahdha impuestos en las empresas y ramificaciones del aparato del Estado.
* 11- Revisar las entregas solapadas de bienes nacionales (empresas, tierras) a El Qatar y otros socios internacionales de Enahdha.
* 12- Organizar en un plazo no mayor de 15 días un nuevo gobierno provisional de crisis que beneficia del consenso nacional, en el cual los cargos de ministerios del interior, defensa, justicia, exterior y asuntos religiosos no estén en manos de los islamistas de Enahdha sino personalidades competentes independientes.

La UGTT, el empresariado nacional y el conjunto de las fuerzas patrióticas con sus diferentes tendencias políticas están a favor de esta hoja mínima de ruta. Enahdha se opone. Todo deja pensar que los islamistas más conservadores (en abrumadora mayoría dentro de Enahdha) harán el máximo para no perder la iniciativa y para imponer sus intereses por encima a los del país. Está más que demostrado que Enahdha por su rigidez, su arrogancia fortalecida por sus apoyos extranjeros y su tendencia al extremo suicidaría, por su pasado violento de terrorismo reactivado hoy, más aún cuando la mayoría del pueblo se está distanciando de ella, todo indica que el movimiento de Enahdha ha fallado a la vez como dirigente de gobierno, gerente administrativo y fuerza política.

La divisa de Enahdha es “Nosotros o el caos”. Una divisa suicidaría. Han elegido el caos para con el terror y la violencia social y política pretenden aferrarse en el poder cueste lo que cueste, con el sueño muy quimérico de un día crear su “califato” en el seno de un amplio Gran Medio Oriente –obviando o a despecho del hecho de que Túnez es un país africano! Y como es de conocimiento general, ese Gran Medio Oriente es precisamente el plan imperial.

Esto nos lleva a la conclusión también de que a la luz de los últimos sucesos en Túnez, la cobarde agresión de la OTAN contra el pueblo libio, el reciente ataque contra Argelia, la doble agresión contra Mali, por integristas fascistas y tropas neocoloniales francesas, nuestros pueblos africanos en lucha están decididos a derrumbar este plan imperial que pretende imponernos un seudo “islam político moderado” gerente y garante de sus intereses en el país y en la región.

Nueva muerte anunciada por Rashid Sherif

El criminal asesinato de nuestro querido Compañero Choukri Belaid, Secretario General del Partido de los Patriotas Demócratas Unidos y Coordinador del nuevo Frente Popular, fue una muerte anunciada.

Choukri, el « León » como cariñosamente lo llamamos por su gran arrojo y su bravura, ha sido la primera víctima caída de una siniestra larga lista de futuros mártires a mano de un nuevo escuadrón de la muerte dirigido –según noticias fidedignas- por una célula especial del ministerio del interior bajo mando de Ennahdha, movimiento islamista pro-imperialista en el poder, usurpador de la insurrección popular del 14 de Enero del 2011.

En vida, Choukri era un luchador aguerrido, parte de la vanguardia de las fuerzas de izquierda contra el nuevo despotismo bajo manto religioso en el país. Una vez asesinado, su voz se alzó en lo más alto aún con millones de patriotas que hoy manifiestan una ruptura abierta con ese régimen, aislándolo del resto del país.

Hoy, día 8 de febrero, ha sido un día de huelga general masiva del pueblo, todo el pueblo de nuevo unido por el dolor, la rebeldía y la resistencia. El reciente Frente Patriótico forjado por Choukri se ha transformado en un verdadero Polo Patriótico: por un lado los islamistas vendepatria con sus milicias asesinas; por el otro lado están las fuerzas vivas de millones de mujeres, jóvenes, adultos mayores, trabajadores y clase media patriótica incluyendo también al empresariado nacional. Eran las mismas fuerzas lanzadas a las calles durante la insurrección de hace dos años.

Hoy, día frio y lluvioso, día de duelo y de resistencia, hemos salido por millones en las calles enarbolando en alto la bandera nacional y las bellas imágenes hermanadas en el martirio, las de Choukri y del Che!

Nuestros enemigos de adentro y de afuera (OTAN, EEUU, Emiratos, Qatar y Saudita) se han equivocado de nuevo: están identificados como nunca en plena calle a la luz del día por millones y millones de patriotas, aislados, odiados abiertamente en las calles de todo el país. Ennahdha con sus milicias y sus cobardes agentes islamistas fascistas están siendo mostrados con un dedo acusador por todo un pueblo. Con Chokri mártir, la lucha del pueblo tunecino alcanza un nivel mayor aún.

Al igual que éste pequeño país africano había lanzado e iniciado la chispa de la rebeldía en toda la región norte, hoy está abriendo un nuevo cauce con decisión de pueblo a morir antes que vivir de rodilla en la indignidad, decidido a luchar en la misma senda insurreccional hasta alcanzar los objetivos de “Trabajo, Libertad y Dignidad Nacional”, vale decir independencia verdadera y soberanía nacional.

En el día de hoy, el pueblo tunecino ha marcado con la sangre de su mártir Choukri la fecha de inicio de su segunda Intifadha (insurrección) popular pacifica, la que será al igual que la primera, victoriosa.

Peculiar cáncer ataca presidentes por Rashid SHERIF

« A mi pueblo, le doy toda mi vida » –Presidente Ho Chi Minh

Lo supimos a través de las revelaciones de Wikileaks: Hace dos años, Hilary Clinton envió al embajador en Buenos Aires un mensaje secreto para pedirle que investigue la salud de la Presidenta Cristina Fernández. Necesitaba saber sus hábitos personales, sus gustos, cómo ella manejaba el estrés en relación con su trabajo, y muy particularmente hizo ésta pregunta: ¿Acaso tomaba alguna medicina y cual sería?

¿Por qué será que la Jefa del Departamento de Estado estaba indagando en secreto semejante información acerca de la salud de una jefa de Estado?

Extrañas coincidencias: Al poco tiempo, la Presidenta Cristina Fernández, que hasta ahora había disfrutado de una excelente salud, de pronto se le detectó un tumor de la glándula tiroidea. Por suerte, nos enteramos luego que se trató de un tumor benigno. Otro hecho ocurrió de repente: Su esposo, antiguo Presidente Néstor Kirchner entonces candidato de nuevo a la presidencia, había tomado un café en un hotel en la Patagonia donde acostumbraba ir. A las pocas horas, de noche, fue presa de un repentino malestar y murió de infarto fulminante del miocardio.

Otras noticias no menos sorprendentes: El Presidente de Paraguay, Fernando Lugo tuvo un cáncer linfático. También la Presidenta Dilma Rousseff padeció de cáncer mientras estaba en campaña electoral. Ella era antiguo líder de un movimiento de liberación nacional en los años terribles de la dictadura militar apoyada por Estados Unidos, fue detenida y torturada.

A su vez, el Presidente Lula da Silva de pronto sufrió de cáncer, su pueblo lo reclamaba para presentarse a futuras elecciones.

El Presidente de Venezuela Hugo Chávez quien tenía perspectivas muy favorables para presentarse por un nuevo periodo presidencial, sufrió una y otra vez en recaídas de un tumor canceroso particularmente maligno.

En fin, llaman la atención poderosamente esta verdadera serie de graves accidentes de salud física fatales en algunos casos. Eran y son jefes de Estado con antecedentes de buena salud con similares virtudes de ser portadores de la esperanza de sus pueblos y hasta de continentes del Gran Sur, aportando el aliento del cambio social, a la vez enfrentándose con mayor o menor grado a los intentos del imperio de los EEUU por derrocarlos, desprestigiarlos, alentar conspiradores locales contra ellos. Nunca dejó esos planes criminales, de allí nace la sospecha en su contra cada vez que surge un intento de golpe de Estado, una maniobra artera de sus aliados locales derechistas.

En suma, se hace casi evidente encontrar su mano peluda al descubrir esa cascada peculiar de canceres persiguiendo jefes de Estado de orientación patriótica y antiimperialista. De hecho, es de conocimiento público que hace varios años ya, la CIA y el Pentágono al igual que su apéndice Israel- han desarrollado y utilizado en varias ocasiones un tipo de armamento biológico letal con una variedad de objetivos.

Pocos años atrás, Fidel estando de regreso de un viaje oficial en Argentina sufrió de pronto de una misteriosa hemorragia interna que lo puso al borde de la muerte. Resucitó por milagro y gracias al talento legendario de los médicos cubanos.

Anteriormente, Yasser Arafat acosado durante dos años por constantes disparos de armas pesadas contra su residencia en Ramallah, cuando se negaba a ser deportado según lo requería Sharon, fue víctima de envenenamiento fulminante de sus glóbulos rojos y ni siquiera se pudo diagnosticar el producto letal en el hospital de París por los expertos médicos franceses. Murió de repente. Solo recientemente, se está investigando de nuevo la causa de su muerte.

En los últimos 50 años, Fidel fue blanco de alrededor de 700 y más intentos de asesinato (ha entrado ya en los anales de Guinness!), incluyendo medios biológicos sofisticados preparados en laboratorios de la CIA y el Pentágono, intentos de asesinato revelados tanto por Wikileaks como por otras fuentes oficiales y periodisticas.*

En la historia no lejana, cuando no se trata de golpe de Estado militar fomentado por la CIA sea en Chile contra el presidente Salvador Allende, o más recientemente en Honduras contra el presidente Manuel Zelaya, sin olvidarnos los intentos frustrados contra Evo y Correa, el imperio está entonces urdiendo atentados disfrazados de accidentes de avión como fue el caso del Presidente de Panamá Omar Torrijos quien nacionalizó el canal (!); o el Presidente progresista Samora Machel, de Mozambique.

En otros escenarios, fue el vil y cobarde asesinato del Che y recientemente el horroroso linchamiento de Muammar Gaddafi. Estos grandes líderes eran dignos patriotas de países del Sur que se oponían todos a la dominación imperialista de los Estados Unidos.

La tragedia que nos golpeó con la muerte altamente sospechosa de Arafat, hoy nos sofoca con la pérdida irreparable del Presidente Chávez, nos obliga a preguntarnos: ¿Como ese odio del enemigo llega tan cerca hasta atentar de forma insidiosa contra la vida del líder del pueblo? Mientras la responsabilidad política y moral del crimen recae directamente sobre las fuerzas de ese imperio, su responsabilidad penal más temprano que tarde se hará evidente a plena luz, ante el pueblo y la Historia. Sea por un vil atentado, sea por una enfermedad cancerosa insidiosa, sutilmente inducida, la desaparición brutal del líder transforma su existencia en destino como mártir, héroe nacional, continental y hasta internacional.

Chávez amaba la vida; a la vez entregó su vida entera a su pueblo: por su lucha y sus ideas imperecederas vive y vivirá para siempre. Su talla agigantada alumbrará Venezuela y el camino de los pueblos en busca de su liberación; vivirá en la Historia que lo devuelve entre los vivos para seguir guiando sus pasos, despertar su vigilancia hasta la victoria final.

Cáncer inducido, ¿un arma de la CIA?

Publicado por Percy Francisco Alvarado Godoy *

Las operaciones secretas de la CIA mantienen una dirección permanente e invariable, orientadas lo mismo contra personalidades políticas específicas que desafían el hegemonismo imperial norteamericano, a los que se trata de eliminar físicamente, así como contra naciones enteras que sufren las criminales consecuencias de guerras prefabricadas, agresiones biológicas, campañas sostenidas de ataques mediáticos, amenazas, invasiones y el aislamiento total mediante bloqueos y embargos injustificados.

Este criminal accionar de la CIA fue puesto al descubierto por la Asociación para el Disenso Responsable, la que estimó que, ya en 1987, seis millones de personas habían sido asesinadas como resultado de las operaciones encubiertas de la CIA. Hoy, al culminar el 2011, esa cifra ha crecido enormemente.

CHAVEZ TIENE LA RAZÓN
El presidente Hugo Chávez destapó ayer la Caja de Pandora al exponer su sospecha sobre el inusual padecimiento de cáncer por parte de varios mandatarios y personalidades progresistas latinoamericanos en los últimos meses, entre los que se destacan su propia persona, la presidenta argentina Cristina Fernández, el mandatario paraguayo Fernando Lugo, la presidenta brasileña Dilma Rousseff, el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, entre otros. « Es muy difícil explicar a estas alturas ya con la ley de las probabilidades, por ejemplo, lo que nos ha estado aconteciendo a algunos de nosotros (líderes) en América Latina », dijo Chávez, apuntando sus sospechas hacia Washington y, particularmente, a la CIA. Chávez reconoció las sospechas de Fidel sobre este inusual fenómeno, las que no dejan de carecer de lógica, sobre todo si parten de quien ha sido objetivo de más de 600 planes de atentado, incluso intentado usar armas biológicas y venenos, durante uno de sus encuentros con él, cuando el Comandante le manifestó con suspicacia: “Chávez, ten cuidado… mira, cuidado esta gente ha desarrollado tecnologías… cuidado con lo que te dan de comer. Cuidado con una pequeña aguja y te inyectan no se qué”.

Por supuesto, ni Fidel ni Chávez se equivocan si se tienen en cuenta algunos elementos y antecedentes esenciales para fundamentar tal acusación, involucrando en la tangible amenaza a la CIA y a las autoridades norteamericanas. Varios laboratorios de la CIA y del Departamento de Defensa de los Estados Unidos dedican desde hace décadas cuantiosos recursos al bioterrorismo y, particularmente, en la búsqueda de inoculación de enfermedades como el cáncer, así como otros tipos de virus o bacterias, capaces de infligir daño masivo sobre personas específicas, fuerzas militares y ciudadanos comunes, violando las prohibiciones establecidas por las Naciones Unidas.
La guerra biológica o bacteriológica, concebida como un arma de alta efectividad, se implementa mediante el diseño de bombas y otros tipos de agentes de esparcimiento de las enfermedades.

De esos laboratorios han salido el napalm, el agente naranja, la cepa del ántrax, la gripe AH1N1, la gripe porcina, así como otros virus letales como el VIH y el ébola. En el caso particular del cáncer se conoce que, desde 1975, se ha empleado el Fuerte Detrick como instalación donde radica una sección especial dentro del Departamento Virus del Centro para la Investigación de Guerra Biológica, conocida como « Instalaciones Fredrick para la Investigación del Cáncer », bajo supervisión del Departamento de Defensa, de la CIA y del Instituto Nacional del Cáncer.
Las investigaciones ultra secretas están encaminadas a desarrollar un programa especial de virus del cáncer, sumamente agresivo y letal, para el que existe inmunidad y fue identificado como Virus Humano de la célula T de Leucemia (HTLV). La insistencia de estos laboratorios de lograr los mecanismos para elaborar artificialmente células malignas o cancerígenas, sumamente invasivas y capaces de propagarse en el organismo desarrollando una metástasis incontenible, se ha mantenido a lo largo de más de cuatro décadas. De acuerdo con estos proyectos, las enfermedades cancerígenas serían capaces de inhibir cualquier defensa ante su ataque al organismo humano, diseminándose a través de la sangre o de la linfa, luego de ser inoculadas en el mismo mediante diversas vías. La alteración del material genético de las células humanas que provoca el cáncer por vía artificial en estos laboratorios, son la premisa básica de esta arma desarrollada con la venía del gobierno norteamericano. Para ello se elaboran células madres o stem cells, mediante mutaciones monitoreadas y preconcebidas, convirtiéndolas en un fenotipo maligno más heterogéneo de rápido desarrollo.

Otro elemento sobre el desarrollo de la guerra biológica por parte del gobierno norteamericano, particularmente relacionado con el cáncer, lo es el testimonio grabado del Dr. Maurice Hilleman, prestigioso investigador en vacunas de los Laboratorios Merck, donde admite que sus laboratorios produjeron vacunas contaminadas con leucemia y virus de cáncer en la década de los setenta, las que fueron administradas deliberadamente a ciudadanos soviéticos. Este hecho macabro salió a la luz gracias al Dr. Len Horowitz, investigador de la guerra biológica de la CIA, quien lo plasmó en su documental In Lies We Trust: The CIA, Hollywood, and Bioterrorism, estrenado el año 2007.

La CIA ha perfeccionado sus métodos para asesinar, particularmente induciendo el cáncer en determinadas personas. Ha dejado atrás, por citar un ejemplo, el método empleado contra Jack Leon Ruby, mafioso que asesinó al presunto homicida del presidente John F. Kennedy, y quien muriera en prisión, supuestamente por un cáncer, el 3 de enero de 1967. En realidad, Ruby murió a causa de una intoxicación con Talio, la que le produjo un deterioro acelerado de su salud y su muerte en poco tiempo. Los síntomas que presentó luego de ingerir el Talio, arma química letal, soluble en agua, incoloro y prácticamente inodoro e insípido, capaz de ser colocado en los alimentos de la víctima sin ser detectado, fueron similares a una reacción invasiva de células cancerosas: fiebre alta, caída del cabello, insuficiencia cardiaca o respiratoria, desplome del sistema nervioso, dolores musculares, parálisis o inmovilidad en determinadas zonas corporales y una muerte dolorosa.

Las administraciones norteamericanas han cuidado celosamente sus programas súper secretos de guerra biológica, al extremo de que, según un informe elaborado por el escritor Steve Quayle para Free Press International, en marzo del 2006, sugirió que cerca de 40 microbiólogos murieron sospechosamente entre el 2002 y ese año. En todos los casos, no se han encontrado culpables de las muertes, sospechosos suicidios o accidentes llenos de interrogantes. Washington reaccionó escueta y cínicamente a las declaraciones de Hugo Chávez, tildando de “horrendos y reprensibles”, los supuestos de que EE UU esté involucrado en las enfermedades cancerígenas de los mandatarios latinoamericanos, a través de Victoria Nuland, portavoz del Departamento de Estado.

LA GUERRA BIOLOGICA DE LA CIA Y EL PENTÁGONO

La CIA y otras agencias del gobierno norteamericano tienen amplia experiencia en bioterrorismo y guerra bacteriológica. De acuerdo con informaciones aparecidas en varios sitios web, el gobierno de los Estados Unidos ha desarrollado múltiples proyectos secretos de guerra biológica, entre los que han sobresalido: 1947- La CIA comenzó a estudiar el Acido Lisérgico (LSD) para emplearlo como arma biológica contra seres humanos. En 1960, el Equipo Asistente Principal de la Inteligencia del Ejercito (ACSI), autorizó el empleo del LSD en Europa y en el Lejano Oriente, para evaluar las reacciones en humanos. Ambos proyectos fueron codificados como Tercera Oportunidad y Sombrero de Hongo, respectivamente.

1953- La CIA inició el Proyecto MK ULTRA, el cual se extendió durante once años de investigación, siendo concebido para producir y probar drogas y microorganismos para controlar la mente y modificar la conducta de los seres humanos, sin el consentimiento de los mismos.

1965- La CIA y del Departamento de Defensa comenzaron el Proyecto MK SEARCH, con el fin de manipular la conducta humana a través del uso de drogas psicodélicas.

1966- La CIA inició el Proyecto MK OFTEN, dirigido a probar los efectos toxicológicos de ciertas drogas en los humanos y los animales. 1966- El Pentágono hizo quebrar varias ampollas con la bacteria Bacillus Subtilis en las rejas de ventilación del metro de Nueva York, exponiendo a más de un millón de civiles de forma deliberada.
1967- La CIA y el Departamento de Defensa implementaron el Proyecto MK NAOMI, sucesor del MK ULTRA, diseñado para mantener, reservar y probar las armas biológicas y químicas.

1970- La División de Operaciones Especiales en el Fuerte Detrick, desarrolló técnicas de biología molecular para producir retrovirus. (VIH).

1970- La CIA y el Pentágono desarrollaron « armas étnicas », diseñadas para eliminar grupos étnicos específicos, susceptibles por sus diferencias genéticas y las variaciones en el ADN.

1977- Audiencias del Senado, en la Comisión Investigación Científica y de Salud, confirmaron la contaminación deliberada por parte del Pentágono y la CIA de 239 poblaciones con agentes biológicos, entre 1949 y 1969, fundamentalmente en San Francisco, Washington, D.C., Centro-Oeste de EE.UU., Ciudad de Panamá, Minneapolis y St. Louis.

1987- El Departamento de Defensa admitió la investigación y el desarrollo de agentes biológicos en 127 laboratorios y universidades alrededor de EE UU. 1990- Aplicación en Los Ángeles a más de 1500 bebes negros e hispanos, de seis meses de edad, de una vacuna « experimental » del sarampión, no autorizada por la CDC.

1994- Se descubrió, mediante una técnica llamada « rastreador de genes », por parte del Dr. Garth Nicolson, científico del Centro del Cáncer MD Anderson de Houston, que los soldados la Tormenta del Desierto fueron infectados con una cadena alterada de Micoplasma Incognitus, una bacteria normalmente utilizada en la producción de armas biológicas, la cual contiene un 40 por ciento de la proteína del virus del SIDA. Luego, en 1996, se admitiría que cerca de 20 000 soldados fueron afectados.

1995- El Gobierno americano admitió que había ofrecido a los criminales de guerra y científicos japoneses sueldos e inmunidad de prosecución a cambio de los datos de sus investigaciones sobre guerra biológica. 1995- El Dr. Garth Nicolson reveló evidencia de que los agentes biológicos usados durante la Guerra del Golfo habían sido manufacturados en Houston, (Texas) y Boca Ratón, (Florida) y probados en prisioneros en el Departamento Correccional de Texas.

1996- El Departamento de Defensa admitió que soldados de la Tormenta de Desierto fueron expuestos a agentes químicos, lo que condujo a que 88 miembros del Congreso firmaran una carta, un año después, exigiendo una investigación sobre el uso de armas biológicas la Guerra del Golfo.

AGRESIONES BIOLOGICAS CONTRA CUBA
La Operación Mangosta de la CIA había concebido en su tarea número 33, luego del fracaso de Playa Girón, el uso criminal de la guerra biológica contra Cuba, estrenada con la introducción del virus patógeno New Castle. Años después, en 1978, la CIA introdujo en la Isla la epifitia Roya de la Caña, afectando las áreas cañeras del país.
La CIA también introdujo la Fiebre Porcina Africana, aparecida inicialmente en 1971 y que obligó a sacrificar más de 700 cerdos, y que reapareció entre 1979 y 1980. En el caso del Moho Azul del tabaco, introducido a Cuba dentro de la tela de tapado de los cultivos importados de Estados Unidos, destruyendo más del 85% de las plantaciones de esa planta. La consecuencia fue que Cuba no pudo exportar uno de sus principales reglones.

La acción más condenable de la guerra biológica contra Cuba fue la introducción del virus del Dengue Hemorrágico en 1981, ocasionando la muerte a 158 cubanos, de ellos 61 niños. Ese mismo año, la CIA introdujo el virus de la Conjuntivitis Hemorrágica y, poco después, la Seudodermatosis Nodular Bovina, cuyo agente etiológico fue aislado en el laboratorio de Camp Ferry, en New York.

Cuba también fue agredida con la epifitia exótica Sigatoca Negra, con afectación en la masa ganadera y, en 1994, la CIA introdujo la exótica Hemorragia Viral del conejo. Dos años después, en 1996, nuevamente la Agencia la Varroasis y el Thrips Palmi, afectando a la actividad de obtención de miel de abeja, en el primer caso, y a las producciones de frijol, la papa, pimiento y otros cultivos, en el segundo caso.

CONCLUSIONES
Poco hay que comentar sobre las aseveraciones del Comandante Hugo Chávez sobre lo sospechoso del padecimiento cancerígeno en varios mandatarios y personalidades latinoamericanas y a su sospecha de que EE UU pudiera ser el responsable. La señora Victoria Nuland, portavoz del Departamento de Estado, funcionaria de bajo rango de la administración Obama, apenas si pudo usar argumentos para desmentir esa posibilidad. La CIA y el Pentágono, mientras tanto, conocen la verdad. Quien asesinó niños inocentes mediante la introducción del Dengue Hemorrágico en Cuba, carece de escrúpulos y de piedad. Sin lugar a dudas, algún día esta sospecha se convertirá en verdad, para vergüenza de Estados Unidos y sus gobernantes.

* Periodista y escritor guatemalteco. Luchador antiterrorista
Fuente: http://auto-hermes.ning.com/profiles/blogs/c-ncer-inducido-un-arma-de-la-cia?xg_source=activity
Información-Comunicación desde la izquierda
Etiquetas: Alvarado, Francisco, Godoy, Percy

Cancer induit ou arme de guerre… par Rashid SHERIF

Chavez, héros & martyr

“A mon peuple, je dédie toute ma vie”
Ho Chi Minh

Il n’y a pas si longtemps, à Amman en Jordanie, le dirigeant palestinien Khaled Mechaal avait échappé à la mort, suite à un attentat israélien sous forme d’une attaque insolite à l’arme biologique.

Des laboratoires sophistiqués s’attèlent en ce moment pour vérifier au sujet du Président Yasser Arafat s’il s’agit d’une mort provoquée.
D’autres exemples, en particulier en Amérique Centrale et du Sud relèveraient de l’assassinat politique camouflé. La mort du Président Hugo Chavez s’inscrit dans le même ordre de soupçon. De tels actes chercheraient à faire créditer l’assassinat parfait ou crime insoupçonné. A notre connaissance, jusqu’ici trois Etats, les USA, la Russie et Israël disposent de telles armes biologiques sophistiquées à usage d’armes de guerre contre des cibles humaines bien individualisées.

Selon les révélations de Wikileaks, deux ans auparavant Hilary Clinton avait expédié un message top secret à l’ambassadeur des USA à Buenos Aires lui enjoignant d’entreprendre d’urgence des recherches au sujet de la santé de la Présidente Cristina Fernández de Kirchner. Il s’agissait d’information pointue sur ses habitudes, ses goûts, sa capacité à faire face au stress et surtout une question bien précise : prend-elle un médicament et lequel ?

Il est tout de même bizarre, dans des conditions de paix, que le Chef du Département d’Etat à Washington se préoccupe à ce point pour fureter en secret dans la vie intime et pour chercher à connaitre autant de détails au sujet de la santé d’un Chef d’Etat.

On relève jusqu’ici, comme par étrange coïncidence, un nombre appréciable d’accidents graves de santé quasi sans prodrome, de nature cancéreuse maligne le plus souvent ou à évolution rapide (infarctus) suivis de décès ou parfois de rémission dont la cible en fut des chefs d’Etat ou des personnalités politiques gênantes selon l’optique de certains pouvoirs dominants.

Exemples en série troublants
Pour ce qui est de la Présidente de l’Argentine, Cristina Fernández de Kirchner, laquelle avait jouit jusque-là d’une excellente santé, soudain une tumeur de la glande tyroïde lui fut diagnostiquée. Elle fut opérée et fort heureusement, les médecins ont extirpé une tumeur de nature bénigne. Auparavant, son époux, l’ancien Président Néstor Kirchner qui partait favori pour une nouvelle candidature présidentielle, avait pris son café habituel à un hôtel de la Patagonie. Quelques heures plus tard dans la nuit, il fut pris d’un étrange malaise et mourut terrassé par un infarctus fulminant.

La même situation s’est produite chez Schafik Handal, chef guerrillero, éminent leader de la gauche du Salvador, membre du Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, candidat à la présidentielle de 2004 ; et de façon identique pour la bouillonnante militante chavista, Lina Ron à Caracas, au Vénézuela.

Au cours de cette même période, à la manière d’un château de cartes, toujours dans les milieux de la gauche révolutionnaire, le Président du Paraguay, Fernando Lugo, fut atteint d’un cancer lymphatique malin. Il fut traité pendant une longue période au Brésil et tout semble indiquer pour l’instant une évolution favorable. La liste fatidique s’allonge lorsque l’actuelle présidente du Brésil, Dilma Rousseff, fut à son tour atteinte d’un cancer durant sa campagne électorale. Dilma fut d’abord membre éminent de la guérilla urbaine de libération nationale durant les années sanglantes de la dictature militaire fortement appuyée par le gouvernement des USA. Elle fut arrêtée, torturée et emprisonnée dans des conditions cauchemardesques.

A son tour, juste à la suite de la passation de pouvoir entre Dilma et le Président sortant Lula da Silva –chaleureusement acclamé et futur candidat présumé en fin de mandat de Dilma–, ce dernier fut atteint de cancer actuellement en voie de rémission.

C’est dans ce même contexte que le Président du Vénézuela, Hugo Chavez, fut soudain pris par des douleurs au niveau du bassin. Le diagnostic médical tomba encore une fois avec la même tonalité dramatique amplifiant de façon incongrue et apparemment insolite l’attaque camouflée contre le camp des novateurs du changement social en Amérique du Sud qui contrarie fortement l’administration à Washington laquelle ne s’en cache pas, loin de là. De plus, Washington ne fait pas cavalier seul, le gouvernement d’Israël a vite fait de lui emboiter le pas, déployant par ses proxys une campagne hargneuse contre Chavez, même au lendemain de sa mort.

Chavez était à deux années de la fin de son mandat et allait se présenter à nouveau, plébiscité par une large majorité du peuple en vue des élections présidentielles d’octobre 2012. Ce furent deux longues années d’une lutte éprouvante contre une tumeur maligne avec non moins de quatre rechutes, dont la dernière lui fut fatale.

Hasard ou attentat ?
Un observateur aussi naïf soit-il ne peut s’empêcher de relever d’étranges coïncidences dans cette série d’accidents graves de santé qui atteint de façon spécifique, presque caricaturale, des chefs d’Etat issus de mouvements politiques de la nouvelle gauche révolutionnaire de l’hémisphère sud américain, agents historiques d’une nouvelle culture de l’ESPOIR.

De fait, ils antagonisent nécessairement la mainmise de ce qui fut pendant des décennies l’arrière-boutique du puissant voisin du nord. D’une manière ou d’une autre, ces dirigeants ont subi des pressions allant au coup d’Etat plus ou moins masqué (Chavez, Fernando Lugo, Evo Morales, Rafael Correa –ces deux derniers ont jusqu’ici échappé à « l’épidémie cancéreuse » !). Suivant son sens piquant de l’humour, Chavez avait même invité ses malheureux collègues à former un « club » des chefs d’Etat atteints de cancer… A plusieurs reprises, il avait dénoncé ses ennemis, leurs tentatives avortées d’attentats ouverts et d’autres ainsi camouflés sous l’apparence de maladies cancéreuses et de crises cardiaques fatales.

L’opinion publique des pays d’Amérique du Sud, Centrale et des Caraïbes ne font aucun mystère de la thèse des attentats bizarres dont la cible systématique vise ces chefs d’Etat. Plusieurs travaux** sont du domaine public lesquelles étayent une information copieuse au sujet des recherches biologiques et l’usage secret d’un armement sophistiqué létal par les services de la CIA et du Pentagone, ayant pour objectif l’assassinat sélectif « parfait » sans trace évidente du crime.

Quelques années auparavant, Fidel Castro de retour d’un voyage en Argentine fut soudain pris par un malaise en plein vol, suivi d’une hémorragie intestinale qui aurait bien pu lui être fatale. Il raconte lui-même ce transit par le couloir de la mort et se déclare ressuscité par miracle et grâce à la grande expertise des médecins cubains.

Rappelons ici l’odyssée fatale du Président Yasser Arafat pris en otage à Ramallah sous le feu nourri à l’arme lourde de l’armée israélienne contre sa résidence pendant deux longes années sans qu’il se rende. Rappelons tout aussi bien le mot lancé alors sous forme insidieuse par Sharon qui s’était promis de le « déloger » à sa manière. Arafat fut empoisonné et actuellement des experts internationaux sont en train de rechercher sur des échantillons recueillis sur son cadavre la trace du produit létal du crime.

Quant à Fidel, les multiples tentatives d’assassinat contre sa personne toutes reconnues officiellement par ses ennemis du nord, dépassent les 600 au point d’être dûment consignées dans les annales de Guinness! Parmi les moyens les plus sophistiqués, là aussi on compte également l’arme biologique. Il avait même mis en garde Chavez à ce sujet.

A propos de l’élimination dans l’impunité de chefs d’Etat jugés indésirables par Washington, plusieurs moyens ont été utilisés. Sans remonter aussi loin avec le renversement du Président Arbens au Guatemala, rappelons les moyens brutaux de l’attentat ou du coup d’Etat, comme le renversement sanglant au Chili du Président Salvador Allende ; celui à peine voilé au Honduras contre le Président Manuel Zelaya, sans oublier les coups manqués contre Evo Morales en Bolivie et Rafael Correa en Equateur. A moins qu’il ne s’agisse d’un autre camouflage comme les accidents d’avion où périrent le Président du Panama Omar Torrijos –à la suite de la nationalisation du Canal-, et le Président progressiste et anti-apartheid du Mozambique, Samora Machel. En fait, rien de fortuit.

D’autres forfaits ont eu pour décor le village de La Higuera, en Bolivie, où le Che Guevara blessé, une fois fait prisonnier, fut assassiné de sang froid à bout portant ; et jusqu’à nos frontières l’horrible lynchage de Mouammar Gaddafi traqué par les forces de l’OTAN.

Au cours des années, les secrets qui entourent l’élimination physique de tant de chefs d’Etats et de leaders de peuples du Grand Sud –y compris Lumumba, Félix Moumié, Amilcar Cabral et de peu Franz Fanon (qui échappa à une tentative d’assassinat à Rome)–, ceux-là même qui avaient osé lutter au risque de leur vie contre les forces impériales et pour atteindre une véritable indépendance et une souveraineté nationale, ces secrets tôt ou tard ont fini par être ventilés par Wikileaks ou simplement par le biais d’une loi fédérale qui oblige aux USA à déclassifier des secrets d’Etat. Il s’agit alors de l’histoire des peuples et non plus celle des vainqueurs du jour.

Pour la grande majorité du peuple vénézuélien et d’autres peuples encore dans le monde, la disparition tragique du Président Hugo Chavez à la suite d’une maladie cancéreuse suspecte d’induction criminelle, est un véritable tsunami dévastateur. D’une part, il continuera tout comme le Che à hanter ses ennemis dans la stricte mesure où il avait réussi à véritablement incarner les objectifs sociaux du changement, ses idées étant reprises et projetées aux quatre coins du continent sinon au-delà. D’autre part, le voile de martyr qui entoure sa mort transforme déjà sa vie en destin.

En cela, il aura vaincu une bataille de plus et non des moindres contre ses ennemis par-delà sa mort.
_________________________________________________________________________
* * Lire en versión originale (en espagnol castillan) : Cáncer inducido, ¿un arma de la CIA? par
Percy Francisco Alvarado Godoy
Source: http://auto-hermes.ning.com/profiles/blogs/c-ncer-inducido-un-arma-de-la-
cia?xg_source=activity
–Document également inclus en annexe, traduit en français par R.Sh.

Article publié par Kapitalis :
http://www.kapitalis.com/politique/14918-chavez-heros-martyr-ou-le-cancer-induit-comme-arme-de-guerre.html

Et par ITRI :
http://tunisitri.wordpress.com/2013/03/09/rashid-sherif-cancer-induit-ou-arme-de-guerre/