Plan de contingencia por Carlos Lanz Rodríguez

PLAN de Contingencia en contra de una intervención encubierta del imperio contra VENEZUELA
Por Carlos Lanz Rodríguez

Considerando las orientaciones de la nueva estrategia imperial y su actual empleo en Siria, se puede trabajar con la hipótesis de que inicialmente los EEUU no va a utilizar un desembarco de “marines” contra Venezuela, ni tampoco hay condiciones para un “golpe de estado” como una rebelión en frío o un alzamiento militar tradicional. Tal apreciación no implica creer que el imperio no tenga la capacidad tecnológica y los medios militares de alto poder destructivo, que pueden ser empleados en determinadas circunstancias. Lo que se quiere destacar son las condiciones geopolíticas y la realidad interna con la que tiene que lidiar Obama:

* Evitando verse involucrado en un conflicto que se puede empantanar, los EEUU busca la manera de repartir la carga bélica con otros países.
* La operaciones encubiertas con fuerzas especiales, en el marco de una guerra secreta de baja intensidad, disminuye el costo político ya que no rinde cuenta a la opinión pública, puede evadir la convención de Ginebra y el Código de Honor Militar.
* Al presentarse la intervención como un apoyo humanitario a fuerzas que luchan por la libertad y la democracia, donde la población es masacrada por supuestos regímenes dictatoriales, le da un marco de legitimidad a la intervención en una guerra civil.
* En consecuencia, la intervención armada encubierta es un catalizador guiado por lo política y aparece en medio del desarrollo de los acontecimientos y en una fase donde se acrecienta el conflicto interno
* Una de las condiciones sine qua non para esta estrategia es la existencia de fuerzas títeres encargadas de crear las condiciones políticas y militares para esta intervención.

I.-LA COMBINACIÓN DE LAS FORMAS DE LUCHA EN LA COYUNTURA
La anterior caracterización, demanda de un tipo de análisis que dé cuenta de las peculiaridades y lo inédito que puede resultar la ESTRATEGIA COMBINADA, donde se articulan diversas formas lucha, las cuales acumulan fuerzas hacia un punto crítico. En esta perspectiva, no se trabaja con un hecho catastrófico o con una conmoción, si no con una SUCESIÓN DE EVENTOS que pueden generar al final el mismo impacto desestabilizador:
— Movilizaciones pacíficas.
— Sabotajes e ingobernabilidad
— Barricadas y acciones directas.
— Tácticas de guerrillas (urbanas, suburbanas y rurales)
— Operaciones encubiertas con fuerzas especiales.
— Huelga general, paro de transporte, operaciones morrocoy.

Teóricamente y según la experiencia histórica, la combinación adecuada de estas diversas formas de lucha, se aleja de cualquier mecanicismo y rigidez, pudiendo emplearse simultáneamente y pasar rápidamente de una forma a otra.
Según se desprende de la cultura de algunos grupos que hacen vida al interior de la MUD y de las orientaciones que han trazado para el actual momento político (caso AD, BR), la estrategia de combinación de las formas de lucha y organización en la actual coyuntura, puede seguir el siguiente curso:

Inicialmente prevalece las formas de luchas pacíficas y de empleo de los canales institucionales.

Progresivamente se empalma lo anterior con movilizaciones de calle, provocando a la seguridad de Estado y a las FA, para que reprima y se produzcan detenciones, heridos y muertos. Como resultado de esta fase, surge el pretexto de nuevas movilizaciones contra la represión, escalando el conflicto.

La agudización de este proceso hace emerger formas violentas de lucha.

Y finalmente, aparecen las formas de lucha armada, como justificación ante la represión, autodefensa, etc.
En términos de cronograma, en los próximos meses podemos esperar el desarrollo de la siguiente dinámica en la fase pre-electoral, el mismo día de las elecciones o post-electoral, la cual va a tener un carácter ascendente:

1.- Movilización político-social: denuncias y reclamos, pliegos conflictivos, paros y movilizaciones de calle.
2.- Manifestaciones masivas hacia Miraflores, TSJ, CNE y otras instituciones.
3.- Activación de grupos violentos en el seno de las marchas y movilizaciones.
4.- Promoción de saqueos y violencia callejera catalizadas por equipos con armas populares (armas cortas, explosivos caseros, etc.)
5.- Control territorial de algunas regiones y partición de algunas ciudades como Caracas, Valencia, Barquisimeto, Maracaibo, San Cristóbal
6.- Empleo de fuerzas especiales (conformadas por policías municipales y estadales en manos opositoras, aquí tiene importancia destacar la presencia de sujetos como Hermes Rojas, ex-comando DISIP quien dirige la policía del Estado Miranda, para-militares colombianos, mercenarios extranjeros ) las cuales van a jugar su rol atacando cuarteles e instituciones militares, funcionando también como grupos de protección al control territorial, así como también cubriendo marchas y movilizaciones opositoras
7.- Pronunciamiento de individualidades o grupos de militares (activos y en retiro) conformando una especie de “ejercito de liberación” que asume la conducción. Entre estos voceros pueden estar personajes como el calvo González González, algún miembro del Frente Militar Institucional como Huizi Clavier y algún oficial activo que deserte de las FA.
8.- Conformación de un gobierno de transición con miembros de Fedecámaras, la MUD, Iglesia y algunas ONG, entre los cuales pueden estar miembros del “grupo de los 15” como Lorenzo Mendoza, Marcel Granier, Gustavo Volmer, miembros de comando de la MUD como Ramos Allup, Gabriel Puerta, Salas Romer, Capriles Radonsky, Julio Borges, María Corina Machado, miembros de la cúpula de la Conferencia Episcopal como Baltazar Porras.
9.- Desarrollo masivo de OPSIC (Operaciones Psicológicas) para exponenciar cada uno de los ejes de la estrategia.
10.- Iniciativas diplomáticas buscando la intervención de la comunidad internacional, con o sin mandato de la ONU, con el pretexto de proteger a la población de la represión o evitar las consecuencias de una guerra civil.
En esta estrategia no se persigue la destrucción física de la FA y de los cuerpos de seguridad del Estado, sino alcanzar su neutralización y división.

En consecuencia, crear el anterior clima de ingobernabilidad y de confrontación generalizada, tiene entre uno de sus propósitos paralizar o inhibir el conjunto de las fuerzas militares y policiales, lo que permitiría que a través der la lucha callejera y las operaciones especiales, controlar algunas zonas estratégicas al interior de algunas ciudades o regiones del país, particularmente puede permitir el desarrollo del separatismo en la media luna: Táchira, Zulia y desde allí empantanar la situación buscando una intervención militar de mayores proporciones.

Las diversas aristas de este plan, no es una elaboración de los actores oponentes nacionales, sino que responde a las orientaciones que provienen de los EEUU, las cuales están recogidas doctrinariamente en las orientaciones de la nueva estrategia imperial tal como se asume en el “FM 3-24. US ARMY FIELD MANUAL”, elaborado por el actual director de la CIA, David Petraus en el año 2008.

Al mismo tiempo, la lectura táctica y su énfasis para la coyuntura, están reseñadas en el “Informe de la comunidad de inteligencia de los EEUU” presentado a la prensa el 27 de Enero de 2012, donde se especifica el marco para explotar la conflictividad social en Venezuela:

“Una vez que la campaña electoral comience en febrero de 2012, el electorado buscará soluciones para el 25 por ciento de la inflación del país, la generalizada carencia de alimentos y la escasez de energía, y los galopantes índices de delincuencia y homicidio.”

En este informe están casi telegrafiadas las orientaciones que el imperio plantea a los actores oponentes en el actual contexto eleccionario, colocando el acento en la escasez de alimentos y energía, inflación, criminalidad como ejes de la agitación y movilización.

Explotar cualquier falla o déficit en estos ámbitos, no sólo persigue impactar en las intenciones del voto o en la aritmética electoral, sino crear un caldo de cultivo para un estallido social que pueda detonar una oleada de protesta.

Ejemplificando este proceso, vamos a construir un guión focalizado en la vida cotidiana de la familia Pérez que viven el barrio La Dolorita de Petare
“Los integrantes de la familia Pérez-Pacheco son habitantes del barrio que no se meten en política ni tienen la formación que les permita asumir críticamente la ola de rumores. Pedro Pérez –padre- se levanta muy temprano y va al baño, aprieta el interruptor y no hay luz, busca una vela y ve que el agua está un poco fea, acordándose que en la esquina se decía que podría estar contaminada, se dirige a su mujer para pedirle café y esta le responde que ayer en la bodega se acabó el café y el azúcar por las compras nerviosas. . Ya medio molesto, decide llevar el niño a la escuela, pero al salir la calle hay un tiroteo porque unos delincuentes trataron de secuestrar a unos jóvenes.

En ese contexto militantes de AD, BR y de PJ, comienzan a agitar convocando a los vecinos para bajen a la redoma de Petare a protestar por la carencia de luz, de agua y por la inseguridad. Pedro Pérez impactado emocionalmente por el descontento acumulado se suma a la marcha arrastrando a un hermano y a un compadre que es su vecino y se enrumban hacia la redoma. Al llegar ya hay una cantidad apreciable de pobladores y entonces los agitadores (de acuerdo a un plan previo) cambian el objetivo de la protesta y la convierten una marcha contra Chávez conduciendo la muchedumbre por la autopista en dirección al distribuidor Altamira donde ya existe una guarimba.

Policías de Ocariz hacen de grupos de choque y protección de la movilización. Antes de llegar a Altamira aparece la GN y se dan los primeros enfrentamientos. Los grupos armados encubiertos que van dentro de los manifestantes abren fuego contra la GN, la cual responde produciéndose un tiroteo que deja varios heridos y muertos, entre ellos Pedro Pérez. Globovisión previamente convocada en el sitio transmite en vivo, a los pocos minutos CNN replica la distorsión informativa sobre la represión y el caos en Venezuela… Lo que sigue es una crónica anunciada”

Esta manipulación y muerte literaria de Pedro Pérez, por ahora es sólo una ficción, pero si dejamos que avance el caldo de cultivo, catalizado por carencias concretas y por las distorsiones informativas, la contrarrevolución tendrá una masa de maniobra para adelantar sus planes macabros, emergiendo muchos Pedro Pérez.

II.-ALGUNOS ASPECTOS DEL PLAN DE CONTINGENCIA PARA ENFRENTAR LA AGRESIÓN IMPERIAL

Al adoptar una perspectiva de trabajo que ubica la nueva estrategia imperial como el marco doctrinario donde se inscribe el escenario violento que está en una fase de preparación por partes de actores oponentes en Venezuela, se hace comprensible porque hemos insistido en algunas medidas que urgentemente debemos aplicar para conjurar las amenazas anteriormente descritas:

1.- Elevar la capacidad de respuesta de la gestión pública.
2.- Medidas activas de inteligencia y contrainteligencia
3.- Estrategia comunicativa para enfrentar la OPSIC
Veamos sumariamente algunos rasgos del plan de contingencia que se dirige a enfrentar este peor escenario.

1.- Elevar la capacidad de respuesta de la gestión pública.
Gran parte de las fuerzas que han acumulado los actores oponentes está en correspondencia directa con las fallas y errores de nuestra gestión, entre las que están:

A.-Papeleo y trámites engorrosos, que ignora la demanda de simplificar y agilizar los procesos, para dar respuestas y soluciones oportunas en los servicios públicos.
B.-Inconsistencia numérica y cifras no confiables, lo que genera incertidumbre sobre proyectos, planes y programas.
C.-No pronto pago, que retarda la ejecución de obras, entraba las compras del Estado y encarece sus costos.
D.-Predominio de la tecnocracia, donde los expertos no comprometidos desconocen las implicaciones políticas de sus actuaciones.
Una manera de contribuir a la solución de los nudos problemáticos que le sirven de caldo de cultivo a los planes desestabilizadores del enemigo es que cada ministro, gobernador o alcalde comprometidos con la revolución, realice jornadas de trabajo dirigidas a detectar la existencia de los déficit A, B, C, D, tal como los hemos caracterizados anteriormente, revisando su incidencia en sus despachos, detectando y construyendo el mapa de conflicto en su área, construyendo los escenarios y el curso de acción en la coyuntura.

(Esto tiene mucha pertinencia para algunos ministerios en específico, si consideramos la agenda de la comunidad de inteligencia de la EEUU, que coloca el acento en el desabastecimiento de alimentos, las fallas en el servicio de energía eléctrica, el aumentos de precios, incremento de la inseguridad personal, en otros)

2.- Medidas activas de inteligencia y contrainteligencia
Uno de los insumos básicos del plan de contingencia tiene que ver con el desarrollo de la inteligencia humana y tecnológica, que permita la antelación y abortar las acciones enemigas:

* La antelación tiene mucho que ver con el conocimiento del enemigo y sus planes, desenmascarando con tiempo sus maniobras políticas y militares.
* Abortar las acciones desestabilizadoras se engloba en la perspectiva de solucionar a tiempo los conflictos, evitando que estallen, quitándole oxigeno al encadenamiento de las formas de lucha que están reseñadas al comienzo de este trabajo.
* Fijar y confinar las acciones enemigas, evitando su generalización, esto se recoge en la frase “candelita que se prende, candelita que se apaga”.
* Medidas activas de inteligencia para obstaculizar la conducción de las acciones: marcaje disuasivo de actores oponentes, alcabalas móviles y puestos de control, requisas y allanamientos direccionados, detenciones preventivas.

3.- Estrategia comunicativa para enfrentar la OPSIC

En la actual estrategia empleada por el enemigo, la OPSIC es preponderante, siendo el eje que sincroniza el mayor esfuerzo, el foco dinamizador del conjunto de las acciones. En tal sentido, la analizaremos en detalle.

En la nueva estrategia imperial, la OPSIC está estrechamente articulada al trabajo de inteligencia y a las operaciones encubiertas con fuerzas especiales. Esta articulación le da un sello específico, que la diferencia de la OPSIC genérica, su empleo en otro contexto o tiempo histórico.

Por ello hemos insistido en los matices de la actual OPSIC que se cimenta en la MANIPULACIÓN DE PERCEPCIONES VÍA NOTICIA (The Rendon Group).
En nuestras investigaciones desde el año 2008, hemos sistematizado el empleo de este enfoque, realizando la siguiente categorización de cómo opera:

A.- Combinación de temas generadores permanentes y eventuales.
Los temas son temporalmente fluctuantes, aparecen y desaparecen semanalmente, pero son recurrentes, como con efectos residuales. Dentro de estos temas vienen siendo longitudinalmente trabajados los siguientes:

1.- Escasez de alimentos – “Desabastecimiento Programado”.
2.- Racionamiento y apagones eléctricos
3.- Inseguridad e incremento de la delincuencia
4.- Deterioro e insuficiencias de los servicios públicos.
5.- Inflación y alto costo de la vida
6.- Represión y violación de los derechos humanos.
7.-Ataques a la propiedad privada
8.- Falta de autonomía de los poderes públicos
9.- Vinculación con el narcotráfico y el terrorismo.
10.- Nexos con estados forajidos y ejes del mal.
11.- Burocratismo y corrupción.

B.- Operadores involucrados
Como resultado de la investigación en curso, se ha podido elaborar un perfil de actores oponentes según el rol que desempeñan en la OPSIC:
• Operadores Armadores: Alberto Ravell, Marcel Granier, Teodoro Petkoff, Miguel H Otero.
• Operadores Anclas: Marta Colomina, Wladimir Villegas, Kiko, Carla Angola, Nelson Bocaranda, Jose M Rondón,
• Operadores Legitimadores: UCAB, Univ. Simón Bolívar, grupos de expertos.
• Operadores validadores: Interenlaces, Keller Asociado, Consultores 21.
C.- Medios utilizados:
Combinación de TV, periódicos, radio y Web: Globovisión, El Nacional, Tal Cual, El Universal, Unión Radio, Noticias 24, Noticiero Digital, La Patilla.

D.- Técnicas empleadas:

* Extrapolación, sacando los hechos y sucesos de su contexto
* Proyecciones, vinculando los hechos y sucesos con situaciones peligrosas, experiencias traumáticas y amenazantes
* Generalización, convirtiendo un hecho o suceso singular en un fenómeno universal, globalizado.

E.- Nuestra respuesta ante la OPSIC

La caracterización de las operaciones psicológicas se queda en el diagnóstico si no se traduce en operaciones y actividades que las conjuren o neutralicen. De allí nuestra insistencia en que la antelación nos permite recobrar la iniciativa y no sólo responder a la guerra mediática o manipulación propagandística, sino desarrollar nuestra propia agenda.

Reiteramos en esta ocasión los componentes de una estrategia comunicativa integral:
Manejo adecuado de la naturaleza de la Guerra de IV Generación y las operaciones psicológicas asociadas, particularmente el enfoque de The Rendon Group.
Desarrollo de una agenda propia, centrada en la información oportuna y veraz. Considerar igualmente las actividades de contrapropaganda.
Alinear y articular la capacidad instalada del proceso revolucionario en el terreno comunicacional, involucrando en esta estrategia los siguientes medios y actores:

o Las televisoras públicas y los circuitos de radio del Estado.
o Las radios y televisoras comunitarias
o Los comunicadores identificados con el proceso de cambio
o Las páginas WWW de los ministerios y entes tutelados
o Las innumerables revistas y publicaciones vinculadas al proceso
o Los miembros de las patrullas del PSUV y los Consejos Comunales.

En el ámbito metodológico planteamos la combinación de la propaganda de calle con los medios de mayor alcance, reivindicar el dialogo cara a cara.
Diversificar la vocería (política, social, cultural), con variados actores en lo local, regional, nacional, que puedan marcar a los actores oponentes, confrontándolos en los temas generadores empleados y desarrollando propuestas alternativas vinculadas al cambio revolucionario.
Se trata de unas líneas generales que dan cuenta de los temas generadores, operadores y medios empleados por actores oponentes, sin calcarlos ni estereotiparlos mecánicamente. Esta construcción colectiva se debe convertir en referencias para el conjunto del sistema de comunicación pública: televisoras, circuitos radiales, páginas WWW institucionales, etc.

En el ámbito propiamente comunicacional, reiteramos los planteamientos que hemos sistematizado:

• No se trata de uniformar o estandarizar la programación ni desarrollar una propaganda estereotipada en nuestros medios, sino de acusar recibo de la estrategia enemiga y adoptar las medidas pertinentes.

• Cumpliendo con el mandato de las “información oportuna y veraz”, se requiere de una ofensiva en el campo noticioso:

a.- Darle mayor cobertura y espacio a los programas noticiosos
b.- Impulsar el periodismo de calle y la constitución de una red de comunicadores populares.
c.-Alinear las distintas oficinas de asuntos públicos con la ECI, impulsar la formación y la organización permanente de los periodistas que trabajan en dichas instancias.
d.-Del mismo modo, articular este esfuerzo comunicacional con el conjunto de página WWW que acompañan el proceso.

e.- Finalmente, está la propuesta de articulación con las emisoras y televisoras comunitarias. Respetando los ritmos y tiempo de cada quien, su autonomía e inserción local, podemos mancomunar el esfuerzo más allá de diferencias circunstanciales o intereses grupales.
E/ Carlos Lanz Rodríguez
4 de Abril de 2 012

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s